LA VIGILANCIA POST-COMERCIALIZACIÓN